Un día muy oscuro y húmedo... en La Higuera (Pliego)

Sabado, 12 del 12 del 2009.

          Luna nueva.
          Caravaca, ocho treinta de la mañana... Llegó la hora de ir al más allá...


          En la sima, los 7 magníficos... espeleólogos.
          En la puerta, con todo el equipo puesto por fin a las 10 de la mañana, vemos que está equipada, y decidimos utilizar la instalación con las debidas precauciones, y dejar nuestra cuerda de 100 metros y sus mosquetones ocultos.
Ok!! instalada perfecta! con algunos empalmes de cuerda por restauración de la misma, seguramente tras caida de piedras.

          Todos conseguimos descender con más o menos soltura los 100 metros de cuerda que conducen a la galeria. Reunidos, comenzamos la exploración de las primeras salas. Nuestro objetivo: Sala Paraiso, y realizar una grabación de video de sus formaciones, y una practica espeleológica con alumnos del último Curso de Iniciación realizado en Caravaca.

          La espectacularidad de la caverna comienza a asombrar a todos los participantes en la expedición. Nos dirigimos a la Sala de la Bañera. Casi perdemos una saca de material tras caer por un hueco a la bañera. Gracias al bote estanco de su interior no se hunde y la recuperamos. Antonio pierde pie y pierde "el mono que le llevaba de la mano" para cruzar la Sala de la Bañera. Chungo para seguir por la cueva a pesar de que llevamos el mapa y la brújula. Él irá hasta la Sala Paraiso mojado hasta las cejas. Allí con ayuda de la manta térmica y un carburo, intentarémos secarlo mientras comemos, o por lo menos, calentarlo para que no entre en hipotérmia.

          Por otro lado, mientras graban la Sala Paraiso, dos cursillistas y un monitos realizamos una exploración avanzada, exploramos las galerias hasta la zona de las cascadas y retrocedemos para reunirnos con los compañeros y proceder a regresar otra vez a la Sala de la Bañera, donde nos damos otro remojón para cruzar.
          Ya cerca de los pozos de acceso, visitamos el Bosque de Coral.
          Toca salir. Una hora y media y en la calle. Es de noche y hace frio. Conforme salimos y por parejas nos vamos a los coche.


          Luna nueva.
          Los primeros se pierden y el segundo grupo, tras llegar a los coches, comienza la cencerrada para espantar a los lobos y atraer a las almas extraviadas hacia la luz de los coches y el sonido del claxón.
A las 8 todos consiguen la Zona 0 ¡¡Estamos salvados!! y tras cambiarnos y recoger los equipos regresamos a Caravaca.

By Alfonso Giménez








Fotografias: Benito

Topografía:



1 comentario:

  1. VAYAAA CUERPOSSSS JAAA
    ¿Cómo estaba el agua?

    ResponderEliminar

Alguién dijo...

"Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.

Ingmar Bergman

contador de visitas METROS.
Gracias por vuestras visitas.