Campamento Regional de Espeleología (Cartagena)


Fecha: 10, 11 y 12 de Octubre
Lugar: Cartagena, Albergue Juvenil de Canteras

Participantes del Club Adenow: Benito, Alfonso y Pilar.

...
          Para que vean lo guapo que lo pasamos y os animéis a participar en las actividades espeleológicas os vamos a contar solo un poquito de lo que pudimos hacer, pues todo es realmente difícil de expresar cuando las emociones superan a la expresión oral o escrita, y nada hay como vivir la experiencia.

          Yo llevaba soñando con ir a la Cueva del Arco 20 años, no es mentira, pues desde que a principios de los 90 colocamos en nuestra antigua sede el poster del lago subterráneo que ahora hay en la oficina de nuestra sede, fantaseaba con poder visitar esa cavidad algún día, pero al principio solo era accesible por mar realizando una inmersión, cosa que me limitaba la visita. Ahora, y gracias a las sucesivas exploraciones realizadas durante años, ya se puede visitar sin hacer espeleobuceo. Estaba claro que ésta era la oportunidad de ir y no podía faltar en este campamento!

          Las cavidades programadas por los organizadores para visitar eran varias: La Cueva de la Plata, Sima de Hornos, Sima Destapada (impresinante también) y Sistema Orón-Arco.Yo lo tenía claro y convencí a mi hermana Pilar y Benito para que me acompañaran, no hubo que rogar mucho!

          Nuestro objetivo: La Cueva el Orón - Arco.

          Nos presentamos en el campamento para inscribirnos el día 10 de octubre a media mañana. Y ese día como todos estaban ya camino de las cavidades, nosotros decidimos hacer un poco de turismo por Cabo Tiñoso, y sus calas. Visitamos la batería de defensa costera de Castillitos, impresinante valuarte construido para defender el puerto de Cartagena. Recorrimos todo lo que se puede recorrer, que para eso somos espeleologos, eso si... gracías a las fantasticas gorras con led que nos dieron en el campamento.

          Después y como el día acompañaba, decidimos bajar a una calita llamada Cala Cerrada para tomar un poco el sol, darnos un baño y reponer fuerzas para el duro día siguiente que nos esperaba. De momento esto no tiene mucho que ver con la espeleo. Pero la relajación y concentración en el objetivo a realizar es muy importante para conseguir la meta.





          Las emociones comienzan el día 11 de octubre, a las 9 de la mañana con el descenso por un acantilado de vértigo para acceder a la Cueva del Orón.

          Por un sendero que se dice de pescadores destrepamos rampas, cantiles y placas de caliza que ponían los pelos de punta por el abismo que teníamos a nuestros pies, aseguradas más o menos con cables, cadenas, clavijas y otros menesteres bastante deteriorados por la intemperie. Al final fuimos a topar con una cornisa y un rapel de 40 metros colgado sobre el mar a 80 metros de altura. El volado era alucinante, y nos dejaba en una cornisa donde se encuentra por fin el acceso a la Cueva.






          Sobre las 11 de la mañana y tras comer algo, entramos en la cueva. Éramos un grupo de 8, pero se nos unen otros 4 espeleólogos de Alicante que andaban un poco despistados buscando el lago. Somos muchos pero no tenemos prisa. Toca disfrutar y no nos importa mucho el tiempo, llevamos suficiente agua y comida para pasar todo el día dentro.





          Esta cueva es realmente bonita, como podéis ver en el reportaje, y tanto nos entretenemos que al final en el lago, los alicantinos, deciden no cruzarlo y salir, porque se les hacía tarde... Que razón tenían!!!





          Nosotros a lo nuestro, a nadar y pasar el lago para ir al siguiente lago más pequeño y más guapo por la luz que entra del exterior.






          A la puesta de sol, estamos en la puerta de la cueva, que no en los coches... Hay que subir la cuerda de 40 metros y 8 personas tardan una eternidad, sobretodo por que la cuerda estaba muy rígida. Son las 22 h. y estamos en la cornisa sobre el rapel, descansando unos y subiendo los últimos. No hemos querido seguir avanzando por el acantilado por lo peligroso que es y preferimos reagruparnos todos. Tras apurar nuestros víveres, decidimos subir todos juntos.

          En la oscuridad de la noche, nuestro miedo al acantilado se desvanece al no ver más allá de lo que alumbra el frontal, y a pesar del cansancio, llegamos a los coches sin problemas. Ah! Contar como anecdota que la mujer de uno de nuestros compañeros, desesperada por no saber de él, llamo al 112 formalizando un parte de búsqueda de persona desaparecida y el grupo de rescate subterráneo fue alertado... que casualidad que  estabamos todos juntitos localizados en el campamento! ...jeje, y de los 8 que estabamos en la cueva, 3 pertenecían al grupo de espeleosocorro...  el resto, venían en nuestra busqueda y nos los encontramos llegando ya a los coches. Cuando cogimos nuestros móviles de los coches, algunos echaban humo sonando los mensajes y llamadas pérdidas para intentar localizarnos, hubo quién tuvo más de 40 llamadas perdidas!!

          Ya en el alberque de Canteras, una ducha, la cena y a la cama.. pues los cuerpos no están para mucho más. Al día siguiente regresamos a Caravaca.


Crónica: Alfonso Giménez
Fotografías: Pilar y Benito (Adenow) y Jesús David (GEL)

Topografía:




3 comentarios:

  1. Una experiencia inolvidable!! el primer día fue en plan relajado, visitando Castillitos y La Azohía, pero.. el día 11, fue MUY INTENSO con la visita a la Cueva del Arco-Orón.
    Lo peor.. la bajada por la impresión que daba, una vez en la Cueva... te quitas todo el equipo y a disfrutar de salas con formaciones impresionantes, y sobretodo del baño en el pequeño lago del final. Bueno, se me olvidaba de otra pequeña queja... la cueva es casi todo por gateras,... para la próxima me llevo rodilleras y coderas!! salí llena de moratones!!

    Un 10 para la organización y el guía que llevamos (sorry.. no me acuerdo de su nombre) y otro 10 para los que balizaron el "sendero de pescadores" pues a las 10 de la noche ya no se veía absolutamente nada... salvo las balizas.

    ResponderEliminar
  2. Solo había visto las fotos y no había leido la crónica sobre el campamento regional de espeleo... muy guapa... la verdad es que lo pasamos bien todo el fin de semana... ya sabes alfonso que nos vamos de cuevas cuando quieras... y pilar también, con sus rodilleras nuevas...

    ResponderEliminar
  3. Upps!! se me olvido comprar las rodilleras!!... bue... aprovecharé las rebajas para comprar el set completo: rodilleras + coderas!!.. cual es la siguiente???

    ResponderEliminar

Alguién dijo...

"Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.

Ingmar Bergman

contador de visitas METROS.
Gracias por vuestras visitas.